Gran marcha por el Rechazo en Santiago

Este sábado tuvo lugar una manifestación convocida por organizaciones y movimientos de Rechazo ante el plebiscito, en la comuna de Las Condes, superando ampliamente el límite de 50 personas establecido por la autoridad sanitaria.

La marcha comenzó en la estación de metro El Golf a Pedro de Valdivia, y luego regresó al punto de partida.

La actividad atrajo a un gran número de manifestantes, superando ampliamente el límite de 50 personas establecido por las autoridades sanitarias, en el contexto de una pandemia.

A pesar de lo anterior, los Carabineros se limitaron a escoltar a los manifestantes durante su viaje.

Como comentaron desde la institución policial, no intervinieron porque los manifestantes se movieron a lo largo de la acera y no interrumpieron el tráfico tomando la calle.

Durante la marcha no hubo incidentes importantes, a excepción de algunos atisbos con los transeúntes y vecinos de los edificios vecinos, que hicieron constantes reproches cuestionando la movilización.

Además, al final de la marcha hubo un enfrentamiento entre partidarios de la movilización y dos personas que mostraron su rechazo a la manifestación, que terminó con tres detenidos.

El Fiscal Jefe de la Fiscalía de Flagrancia Oriental, Omar Mérida, comentó que los detenidos irán a control de detención el domingo.

Organizaciones destacaron el llamado
El presidente del grupo de la Fuerza Nacional, Raúl Meza, comentó el propósito de la movilización, criticando que la nueva Carta Magna comience con una página en blanco.

«Estamos haciendo la primera gran marcha de rechazo y creemos que hoy es la primera llamada que tenemos organizaciones que están a favor del rechazo. No queremos una Constitución escrita en blanco», dijo.

Leer También:  La Iglesia de Salta expulsó al sacerdote abusivo Aguilera, despedido por el Poder Judicial

Mientras tanto, Iván Astudillo, que pertenece al movimiento Fuerza Patriótica, describió el acuerdo constitucional de noviembre del año pasado como una «invención política».

«Entendemos que esto fue un invento político para destacar y enviar a la gente a luchar, debido a la irresponsabilidad y cobardía de perder sus privilegios», cuestionó.

«Creo que entre los chilenos no tenemos que aferrarnos a los combos, todos debemos estar unidos en el espíritu de crecimiento, de la reconstrucción de nuestro país», agregó.

El líder del capitalismo revolucionario, Sebastián Izquierdo, también asistió a la convocatoria, quien se formalizó por los incidentes en la última marcha del rechazo que se produjo en marzo de este año.

En este sentido, Izquierdo, que está bajo arresto domiciliario nocturno, aseguró que la convocatoria añadió a unas 1.500 personas, reconociendo que ha sido una dificultad mantener la distancia en las movilizaciones.

A pesar de que los organizadores estimaron su convocatoria en más de mil manifestantes, todavía no hay cifras oficiales sobre el número de participantes en la marcha.

fuente