La Iglesia de Salta expulsó al sacerdote abusivo Aguilera, despedido por el Poder Judicial

El tribunal eclesiástico del Arzobispado de Salta declaró a José Carlos Aguilera culpable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal. Sentenciarlo «a la pena máxima, que es la renuncia del estado administrativo», según informó el Vicario Judicial del Arzobispado de Salta.

Según la declaración oficial de la Arquidiócesis, el ex capellán de la Universidad Católica de Salta durante más de veinte años, José Carlos Aguilera, fue declarado culpable de haber cometido repetidamente abusos sexuales con acceso carnal en detrimento de 3 menores y otros 3 denunciantes.

La pena máxima que se le ha conferido es la expulsión del estado clerical, es decir, deja de ser sacerdote. El ex sacerdote tiene 30 días para apelar. Su defensor, el abogado Juan Casabella, declaró en los medios locales que llevarán la apelación al Vaticano porque «sabemos que en Roma ya hay un incidente de nulidad con este fallo».

El poder judicial de Salta había prescrito el caso en junio de 2019. En ese momento, el juez Adolfo Figueroa fue quien emitió el despido con receta de la acción penal del delito de «abuso sexual gravemente escandaloso debido a las circunstancias de su conducta, agravado por ser Ministro de Culto «, y» simple abuso sexual agravado por ser Ministro de Culto, en verdadera impugnación «, ordenando su liberación inmediata. La acusación en ese momento había apelado sin éxito.

Aunque a través de esta declaración la Iglesia encabezada por el arzobispo Mario Cargnello reconoce los abusos perpetrados en sus propias entrañas, no hay que olvidar que el propio Cargnello negó el acceso a la valiosa documentación requerida por la Justicia, para avanzar en otros dos casos trascendentales en la provincia, los de la excura Lamas, el ex obispo Zanchetta y el sacerdote Rosa Torino.

Leer También:  Demandan a Tomás Mosciatti y Radio Bío Bío, de más de un millón de dólares, por el lobbista “El Pingüino”

fuente